Así es el Comprador de Hoy

El comprador de hoy

Las altas exigencias y responsabilidades de los departamentos de compras han generado un nuevo perfil en donde se exige al comprador múltiples cualidades y requisitos.

El área de compras es una de las de mayor desarrollo durante los últimos años al interior de las compañías; sus responsabilidades han aumentado, así como sus labores y su participación en la toma de decisiones estratégicas para la compañía.

Autores como Donald W. Dobler y David N. Burt identifican cuatro estados de los departamentos de compras. Un primer estado es el reactivo, en donde la compra estaba a cargo de personal poco capacitado que generaba reportes de compra con nula participación de la tecnología; el segundo estado el mecánico, en el que el personal es profesional (en diversas ramas) y centra su labor en los acuerdos, principalmente regateos con los proveedores; el tercer estado es el proactivo, en él la profesionalización y la capacitación es casi una condición, se generan relaciones a largo plazo con los proveedores y se desarrollan estrategias que den soporte a otras áreas de la empresa; el último estado es la “Administración Estratégica del Abastecimiento” y exige la profesionalización y la capacitación constante, en el área de abastecimiento y de alianzas con proveedores que estén acordes con el core de la organización.

La labor desarrollada y la importancia que esta tiene, ha llevado a que el área deje de ser un área operativa, tramitadora y aprobadora de órdenes de compra y se transforme en una estratégica que puede generar, entre otros, enormes ahorros para la compañía no sólo por los diversos acuerdos que puede alcanzar con los proveedores, sino también por la consecución de altos márgenes de calidad en la compra de los diferentes insumos requeridos para los diferentes procesos.

Según Oscar Javier Cárdenas, Líder de Abastecimiento de Ecopetrol, “hoy en día el comprador tiene una altísima responsabilidad, dado que tiene bajo su tutela la inversión de una gran parte del presupuesto de la organización (entre el 40 y el 60% de los ingresos aproximadamente), pero al mismo tiempo adquiere el compromiso de identificar nuevas fuentes de generación de ahorros e ingresos, participar a nivel directivo y manejar equipos multidisciplinarios. También debe encargarse del gerenciamiento del abastecimiento y las compras, desarrollo de proveedores y socios estratégicos implementando nuevas prácticas, tendencias y productos”.

 

El comprador de hoy

 

Un área con tan altas exigencias requiere también que las personas sobre las cuales recaen las responsabilidades reúnan una serie de competencias, conocimientos, habilidades y actitudes que les permita administrarla con éxito. Según Carlos Mosquera, consultor independiente en selección y compensación de personal, el comprador de hoy debe tener tres niveles claves de competencias que lo conviertan en un gerente sobresaliente:

  1. Competencias de liderazgo: Manejar asertivamente con supervisión directa o remota a todo el equipo de logística a su cargo. Generar planes de carrera y desarrollar a su equipo de trabajo fundamentado en eficiencia en los procesos de compra.

  2. Competencias de comportamiento: Debe estar orientado al servicio, la calidad y el trabajo en equipo por la naturaleza de las actividades que maneja y lidera, debe tener unas muy altas relaciones impersonales y alta capacidad de negociación.

  3. Competencias de conocimiento: Conocimiento en normativa legal, en procesos de importaciones y exportaciones, matemáticas financieras y dominio de inglés, entre otras.

 

El comprador de hoy

 

Dadas las actividades propias del área, el comprador de hoy debería tener preferiblemente una sólida preparación académica en administración y finanzas que le permitan organizar, dirigir y responder por una serie de procesos y un grupo de trabajo.

Sin embargo, debe ser una persona que entienda que su conocimiento debe estar en crecimiento constante; debe ser un investigador permanente de las mejores prácticas del mercado para determinar con alto criterio cuáles pueden dar a su empresa ventajas competitivas, así como en la diversidad y calidad de productos e insumos necesarios para su organización, como los de uso de su competencia. De la misma manera, debe preocuparse por conocer constantemente nuevos proveedores locales e internacionales para tener así una amplia gama de alternativas de innovación, precio, calidad y plazos.

Dada la globalidad del mundo actual, el comprador de hoy debe manejar, como mínimo, un segundo idioma que le permita estar conectado con el resto del mundo y conocer las posibilidades que se presentan fuera de las fronteras. También, debe tener conocimiento acerca de las diferentes leyes, tratados y reglamentos, nacionales e internacionales, que le permitan tomar decisiones acertadas en un marco legal acorde al tipo de negociación que se esté realizando, ya que los parámetros pueden variar dependiendo de las políticas legales y comerciales de los países de origen de las empresas, de los acuerdos comerciales internacionales que las cobijen y del territorio donde se presten los servicios, entre otros puntos.

Debe tener conocimientos y destrezas en las nuevas tecnologías que agilicen y hagan más eficiente no sólo sus procesos sino que también le den la posibilidad de mantenerse informado de la actualidad del mundo y del mercado.

El comprador de hoy debe desarrollar habilidades que le permitan realizar sus labores de una manera mucho más estratégica. Tiene que fortalecer sus habilidades comunicativas, a nivel oral y escrito, que le den facilidad de contacto y un manejo adecuado de las relaciones interpersonales. Debe ser una persona supremamente organizada para gestionar adecuadamente la gran cantidad de información con la que debe enfrentarse a diario y que se convierte en uno de los elementos claves para la toma de decisiones trascendentales.

Debe ser un excelente negociador, ecuánime, claro, creativo en posibilidades, buen escucha, con capacidades para rebatir, analizar, exigir, comprender y decidir, incluso bajo presión. Asimismo debe ser un estratega con actitud de liderazgo y negociación que pueda conocer y comprender las necesidades de sus clientes internos y de sus proveedores para solicitar y entregar propuestas claras e innovadoras que responsan a sus necesidades y las de la compañía.

 

El acuerdo

 

Dada la transversalidad de su cargo, debe comprender profundamente su organización ya que tendrá que trabajar de manera muy cercana con diferentes equipos de trabajo y comprender sus necesidades y exigencias.

Y aunque suene obvio debe ser una persona con alto sentido ético, que sienta un fuerte compromiso por su empresa, ya que tendrá que enfrentarse a una multiplicidad de tentaciones que pueden afectar los intereses corporativos, el buen nombre de la organización y el suyo.

El comprador que requiere las organizaciones de hoy en día debe entender la importancia que tiene su cargo, evaluar y mejorar continuamente su gestión pues el éxito de su labor estará supeditado a su capacidad de crecimiento personal y profesional.

Estrategias de Compras