Compra Tradicional vs Strategic Sourcing

Éxito

Las compras corporativas distan de las que los individuos hacen diariamente para satisfacer sus necesidades personales, pero ello no excluye que guarden semejanzas. En períodos de ofertas, por ejemplo, los compradores particulares buscan los mejores descuentos, facilidades de pago (pagos en cuotas sin interés), tienen una estrategia para minimizar la espera en cola, etcétera. Adicionalmente, se toman decisiones con base en el presupuesto y el inventario disponible; así mismo se evalúa a los proveedores potenciales.

Una dinámica parecida ocurre en el departamento de compras de una empresa donde el objetivo es obtener las mejores ofertas de los bienes y servicios que necesita el negocio para operar y las mejores condiciones de mercado (forma de pago, garantías, etcétera). Es un proceso constante de evaluación de los requisitos de la organización y su alineamiento con lo que está disponible en el mercado de suministro en un momento determinado. La adquisición de materiales (o contratación de servicios) es indispensable para cualquier empresa.

Mientras en las compras tradicionales las empresas se mantienen enfocadas en el costo por unidad, el abastecimiento estratégico (o strategic sourcing) se refiere a tomar decisiones de gestión de la cadena de suministro con la intención de capturar el mayor valor posible del mercado de proveedores que, de ser posible, cree una ventaja competitiva sostenible en el tiempo.

La compra tradicional enfoca sus esfuerzos en mantener la operación de la empresa, a través de la generación de pedidos y el cumplimiento de estos. Lo anterior teniendo en cuenta que los materiales o suministros se deben de adquirir en el momento apropiado y en la cantidad correcta para mantener el nivel de servicio esperado por los clientes. Es decir, actividades netamente de aprovisionamiento.

La principal debilidad de la función de compra tradicional es que se ocupa de localizar y contratar proveedores, en lugar de introducir la mejor parte creadora de valor en la cadena de suministro. Tradicionalmente con este método se hace difícil seguir el ritmo de los niveles crecientes de calidad de servicio y la colaboración de la cadena de suministro. Al mismo tiempo que se descuida normalmente lo relacionado a optimizar los inventarios que representan un alto costo financiero; evidentemente sin poner en riesgo la operación.

Una diferencia clave con respecto a las compras convencionales es que el abastecimiento estratégico se centra en la convergencia y el mantenimiento de las relaciones comprador-proveedor, mientras en las compras tradicionales la relación entre compradores y proveedores es una simple transacción. El objetivo de la relación con proveedores en el abastecimiento estratégico es aprovecharlos, explotar sus capacidades, integrar y complementar las competencias centrales de los diversos socios en la cadena de suministro (interdependencia) con el fin de proporcionar valor, eficiencias de costo y exclusividad para el cliente.

En el abastecimiento estratégico se busca la integración y coordinación de recursos, ya sean monetarios, humanos, materiales, de información, etc. Se espera que estos proveedores aporten valor a la empresa, ayudándoles a innovar en materias primas, o directamente incentivando la creación de nuevos productos.

En el Strategic Sourcing se mantienen un mínimo de proveedores, con el objetivo de contratar altos volúmenes de suministros/ servicios y obtener descuentos por “fidelidad”, mientras en las compras tradicionales se deben comparar precios constantemente, hasta dar con el de menor presupuesto posible para la calidad más aceptable.

Dado que el abastecimiento estratégico incorpora dimensiones estratégicas y capacidades reales de los proveedores (en gestión de calidad, en diseño y desarrollo (I+D), en proyectos de colaboración focalizados en reducción de costos, etc.) en el proceso de toma de decisiones, las empresas pueden obtener información de alto valor para que la decisión que se tome sea aquella que asegure elegir al proveedor que brinde el mayor valor para la empresa.

 

Compras estratégicas

Estrategias de Compras