¿Cómo lograr una actitud positiva en el trabajo?

Ser positivo

Mantener una actitud positiva en el trabajo es encontrarnos dispuestos a asumir cada actividad o reto de la mejor manera y con la mayor disposición. Puede que algunos entornos resulten un poco pesado, mala actitud de algunos compañeros o jefes, un trabajo rutinario o sobrecarga de trabajo este tipo de situaciones puede llevar a que nos sintamos pesimistas e inseguros en algunos casos.

Si el ambiente es demasiado dañino quizás debamos plantearnos un cambio de trabajo pero en la mayoría de los casos un cambio de actitud y el adquirir algunos hábitos sanos puede ayudarnos a mejorar nuestra relación con el entorno laboral e incluso a aumentar nuestra productividad.

A todos nos motiva cuando sabemos que estamos haciendo bien nuestro trabajo, puede que si trabajas en lo que te apasiona el sentir pasión por lo que haces te sea fácil, caso contrario tomar en cuenta ciertos aspectos te puede ayudar, como conocer bien la empresa para la cual trabajas, encontrar métodos que faciliten algunas de tus funciones o que te ayuden a realizar tus tareas de forma más eficiente, llevar un control de todas las actividades pendientes puede ayudarte a mejorar tu rendimiento.

 

PASO 1: Hacer bien nuestro trabajo

La monotonía puede ser otro factor estresante, cuando el trabajo se vuelve rutinario puede que poco a poco perdamos el interés, además visualizar un ascenso o algún reconocimiento en un entorno rutinario resulta casi imposible. Es por ello que trazarnos metas a corto y mediano plazo que sean alcanzables nos ayudara a adoptar una actitud más positiva en nuestro entorno laboral.

 

PASO 2: Proponernos metas ambiciosas y alcanzables

La relación con nuestros compañeros de trabajos y jefes influye enormemente en nuestra actitud, puede que algunas ocasiones nos encontremos con personas pocos agradables, pero en muchos casos esta de nuestra parte que las actitudes tóxicas de otras personas nos afecten. Mostrarnos colaboradores con nuestros compañeros, abiertos a escuchar a otros, ser amables y cortes es la base para crear relaciones armoniosas con otros.

 

PASO 3: Ser cortes con las personas de nuestro entorno

Algunas empresas tienen programas de incentivos para mantener motivados a sus empleados, si este no es tu caso puedes adoptar algunos hábitos que pueden ayudar a automotivarte. Simple hábitos como arreglarnos un poco más, sonreír varios minutos frente al espejo logran cambios inmediatos cuando nos sentimos decaídos. También puedes autopremiarte cuando terminas una actividad antes de tiempo como comprarte tu bebida o postre favorito, son pequeños detalles que pueden ayudar a crear una actitud positiva.

 

PASO 4: Encontrar formas de automotivarnos

También es importante recordar que el trabajo solo es una parte de nuestra vida, no puedes permitir que tus problemas laborales afecten tu vida personal o viceversa.

 

Todo es posible

Estrategias de Compras